Ajo, poderoso energizante natural

images (8)Por Marina Parisi, publicado el 2017

Cuenta la historia que los egipcios utilizaban ajo para momificar a los faraones y a los miembros de la clase alta, y además lo consumían con fines afrodisíacos. Pero, sin duda, su principal uso fue como alimento para los esclavos que construían las pirámides, ya que esta cultura apostaba a que el ajo aportaba toda la energía necesaria para soportar las duras e interminables jornadas de trabajo. De hecho, el Codex Ebres (papiro egipcio que data del 1.550 AC) menciona el ajo por su poder curativo para tratar cardiopatías, parásitos intestinales y tumores, además de brindar energía. Por este mismo motivo, los soldados romanos lo adoptaron en forma regular en su dieta alimenticia. A continuación siete poderosas razones para consumir ajo a diario:

 1.- Energizante natural: Especialmente vigorizante es el ajo negro, ya que ayuda a equilibrar los niveles de insulina y glucosa, lo que mejora el rendimiento al ofrecer una reserva extra al organismo. Recientes estudios señalan que el consumo de ajo negro asociado al ejercicio físico, contribuye a la pérdida de peso. Se recomienda consumir un diente en ayunas y antes de las prácticas deportivas o de importantes actividades de desgaste intelectual.

 2.- Antibiótico natural: En 1858 Luis Pasteur demostró que el ajo era un antibiótico natural, dado que detenía el crecimiento de las bacterias preparadas en cultivos de laboratorio. Incluso, durante la II Guerra Mundial el ejército ruso lo utilizó  masivamente ante la evidente escasez de antibióticos.

3.- Controla el colesterol: Una investigación realizada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (California) estableció que la alicina que contiene el ajo reduce los niveles de colesterol total y también combate los triglicéridos altos.

4.- Mejora la circulación: Al ayudar a disminuir el colesterol y prevenir que se adhiera a las paredes arteriales, el ajo también disminuye las obstrucciones arteriales (arteriosclerosis), que es la causa de la mayoría de los infartos al corazón y los derrames cerebrales.

5.- Aliado contra la hipertensión: Un ensayo clínico de la Universidad de Adelaida (Australia) analizó el impacto del ajo para controlar la presión sanguínea. Este determinó que los pacientes que consumieron un diente de ajo al día, registraron una merma significativa de su presión arterial, sistólica y diastólica.

6.- Anticancerígeno: Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) demostró que las personas que consumen un diente de ajo crudo al día tiene la mitad de riesgo de padecer cáncer al estómago, y dos tercios de riesgo de contraer cáncer colorrectal (también conocido como cáncer de colon o cáncer de recto). El estudio arrojó que el ajo bloquea la acción de la nitrosamina, que puede liberarse durante la digestión de determinados alimentos.

7.- Favorece la digestión: Consumir un diente de ajo al día favorece la secreción de los jugos estomacales, mientras que su acción antiséptica y antibiótica combate numerosas enfermedades del aparato digestivo.