Kale: el nuevo súper alimento

kale sitioPor Marina Parisi, publicado el 2017

Aunque pareciera ser un alimento muy novedoso, el kale (hortaliza cuyo aspecto es de un verde intenso y muy parecido al brócoli o la achicoria), no tiene nada de nuevo. Los griegos y los romanos lo cultivaban y consumían con regularidad. Luego, durante la Edad Media su consumo se extendió a Asia y Europa, y a partir del 2009, su cultivo comenzó a cobrar fuerza en Estados Unidos. De ser considerado un producto gourmet para ser servido en algunos restaurantes, rápidamente saltó a la categoría de “súper alimento”, dados los múltiples beneficios que brinda a la salud y que recién la ciencia comienza a validar.

1.- Antioxidante: Su acción antioxidante se debe a su alto porcentaje de vitamina C, K, E, B1, B2, B3, B6 y B12. Además, contiene quercetina (flavonoide) la cual tiene propiedades antivirales. De igual forma, presenta luteína y zeaxantina (carotenoides) que desempeñan un importante papel en la prevención de condiciones ópticas, como la degeneración macular y las cataratas.

2.- Más hierro que la carne de vacuno: El kale contiene más hierro que la carne de vacuno. Así lo sostiene la Universidad Técnica de Dinamarca, que detalla que el kale presenta 2,00 mg de hierro por cada 100 gramos de producto, en tanto que la carne de vacuno tiene 1,8 mg por cada 100 gramos. Sin embargo, es importante precisar que el hierro contenido en el kale es de más difícil absorción que el hierro de la carne.

3.- Más Calcio que la leche: La leche entera aporta 121 mg de calcio por cada 100 ml de leche, mientras que el kale brinda 219 mg de calcio por cada 100 gramos, según detalla la Universidad Técnica de Dinamarca. Adicionalmente, y según estudios científicos, el calcio presente en el kale es mejor absorbido por el organismo en comparación con el calcio de la leche.

4.- Anticancerígeno: Se están llevando a cabo estudios para comprobar este último beneficio, ya que el kale contiene glucosinolato y el isotiocianato, bioactivos que la comunidad médica relaciona con la prevención de cáncer de vejiga, colon, senos, ovarios y próstata.

Los expertos recomiendan consumir kale dos o tres veces por semana, en zumos, sopas, quiches, salsas o ensaladas. Ojo que si se consume crudo en ensaladas, conviene dejarlo unos minutos en agua recién hervida, ya que sus hojas son duras.

Dónde comprar: Si bien el kale no es de venta masiva en Chile, en algunas ferias libres ya lo están comercializando. También hay lugares que lo despachan a domicilio:

a.- Huertas a Deo envía la variedad de kale Red Russian, que es de cultivo agroecológico realizado por un grupo de pequeños campesinos de Curanipe, huertasadeo@gmail.com o llamando al 990168801.

b.- En www.buencampo.cl también tienen la variedad Red Russian.