Leche de Ajonjolí, la más alta en calcio

ajonjoli sitioPor Marina Parisi, publicado el 2018

Son muchos los veganos y vegetarianos que se abstienen de consumir leche de vaca, por lo que optan por leches vegetales como la de almendra o coco. Pero, el aporte de calcio de éstas últimas es bajo en comparación con el de la leche de vaca. Sin embargo, hay una leche vegetal que supera a todas las ya conocidas. Se trata de la leche de ajonjolí (o sésamo) que tiene 3 veces más calcio que la leche de vaca. Mientras una taza de leche de vaca (250 ml) aporta 300 mg de calcio, 100 grs de ajonjolí brindan 975 mg de calcio.

La leche de ajonjolí también supera con creces a la leche de almendra y a la de coco. A modo de ejemplo, 100 grs de almendra aportan 264 mg de calcio y 100 grs de coco apenas concentra 16 mg de calcio. De igual forma, es superior a la leche de avellana (100 grs de ésta aporta 140 mg de calcio), a la leche de lino (100 grs = 264 mg de calcio) y a la leche de amaranto (100 grs = 180 mg de calcio).

La leche de ajonjolí además es rica en lecitina, nutriente que ayuda a bajar de peso gracias a que quema grasa en forma natural, acelerando el metabolismo y ayudando a la retención de líquidos. Adicionalmente, la lecitina es un componente esencial del tejido nervioso, vinculado también con la adecuada función de las glándulas sexuales, que se encuentra en la sangre, el semen y la bilis.

Esta leche también cuenta con una gran variedad de principios activos, como grasas insaturadas, Omega 6 y 9, proteínas, vitaminas  (especialmente E, B1 y B2), fibra, y minerales como fósforo, hierro, magnesio y zinc, además del mencionado calcio.

La mejor forma de consumir la leche de ajonjolí es preparándola en casa. Dejar en remojo 100 grs de sésamo durante ocho horas, o bien, toda la noche. Luego desechar el agua y poner las semillas en la licuadora. Agregar 1 taza de agua (si se prefiere concentrada) o 2 tazas de agua si se prefiere más aguada y ligera. Finalmente, colar la leche y listo. Se puede endulzar con unas gotitas de esencia de vainilla, canela o azúcar.