Nutracéuticos: ni alimento, ni medicamento

Nutraceuticos sitioPublicado en Revista Indualimentos, 2015

Las tiendas especializadas lo comercializan como suplemento alimenticio, en tanto que algunos farmacias lo venden como producto medicinal. No hay caso, ni la comunidad científica logra ponerse de acuerdo respecto de la real categoría a la que pertenecen los nutracéuticos. Lo cierto es que estos productos han ido ganando terreno en la industria en forma vertiginosa, catapultada por una creciente demanda por parte de consumidores aquejados por  enfermedades de diversa índole, como también de aquellos que buscan mejorar su salud y calidad de vida.

“Un nutracéutico es un suplemento alimentario (en formato de tableta, cápsula o polvo) que ha demostrado científicamente su beneficioso impacto en la salud del consumidor, ya sea a nivel preventivo o terapéutico, y además ha demostrado ser seguro en su ingesta cotidiana”, aclara Sandra Ferré, Experta en Nutrición Ortomolecular, Nutracéuticos y Alimentos Funcionales y Asesora Internacional en Nutracéuticos y Longevidad Saludable.

De esta forma, la experta precisa que los nutracéuticos con mayor demanda en el mercado son los que contrarrestan los efectos del envejecimiento (antiage); aquellos que sirven para controlar la mantención del peso; los nutricosméticos que cumplen con el objetivo de nutrir la belleza desde el interior, entregando beneficios para el cabello, piel y uñas; y los que previenen y tratan las ECNT (Enfermedades Crónicas No Transmisibles) como Diabetes, Artrosis y Artritis, Osteoporosis y Alzheimer, entre otras enfermedades.

Sin embargo, la gran debilidad que hoy presentan los nutracéuticos que se comercializan en el mercado, es que carecen de certificación para avalar los beneficios que aseguran brindar. Pese a lo anterior, Chile cuenta con ingredientes nativos exclusivos que puede explotar comercialmente para desarrollar sus propios productos nutracéuticos, opina Ferré

“Chile, por ejemplo, tiene las conocidas “superfrutas” nativas de La Araucanía. De hecho, investigaciones científicas ha demostrado los principios activos únicos de frutas como el maqui, el calafate y la murtilla, los que entregan beneficios para la salud, especialmente para la mejora de la función de la insulina y el nivel de glicemia en caso de Diabetes tipo II. Si se sigue trabajando desde la ciencia y el compromiso con la salud, junto con la innovación y la fuerza para emprender, es posible desarrollar nutracéuticos de elevada calidad, no sólo para el mercado local sino que también para el resto del mundo”, asegura la experta.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.