¿Resistencia a la Insulina?

Resistencia la INsulina Sitio IIPublicado en Revista Indualimentos, 2016

Actualmente, el 30% de la población mundial sufre de Resistencia a la Insulina y la mayoría de quienes padecen esta condición no lo sabe. Los afectados por esta alteración metabólica están obligados a seguir una dieta rica en Omega 3, y en muchos casos, deben consumir el medicamento Metformina, cuyo costo es elevado además de ocasionar efectos secundarios no deseados en el organismo. Esta situación estaría quedando atrás, gracias a una prometedora prueba científica realizada por expertos de la Universidad de Concepción, quienes avanzan en las etapas de este proyecto con el fin de llegar a lanzar un producto especialmente dirigido a los aquejados por esta condición.

La resistencia a la insulina es una deficiencia metabólica que impide que el cuerpo utilice la insulina en forma eficiente. Las células funcionan como un verdadero “radar”, y cuando hay un exceso en la ingesta de carbohidratos refinados y grasas saturadas (que siempre va acompañado de un cuadro de obesidad y sedentarismo), éstas se acumulan alrededor de la pared celular, haciendo que la célula no capte la insulina.

La insulina a su vez ejerce un rol de “llave” para que el azúcar o glucosa pueda ingresar a la célula y así ser transformada en energía. De este modo, si la insulina no puede actuar para que ingrese el azúcar, éste último tampoco puede ser procesado por la célula y queda en la sangre. Ello genera un círculo vicioso, ya que el páncreas sigue emitiendo cada vez más insulina, lo que a la larga puede gatillar la indeseada Diabetes, entre otras serias alteraciones en el organismo.

Por este motivo, las personas aquejadas de resistencia a la insulina están obligadas a seguir una dieta alta en Omega 3 (algas, pescados y verduras), además de ingerir el medicamento Metformina, cuyo precio es muy elevado, además de ocasionar efectos secundarios no deseados en el organismo.

Si bien ya existían antecedentes en la comunidad médica internacional de que la ingesta de ácido pinolénico (presente de manera natural en el Pino Insigne) combatía eficazmente la obesidad, además de ejercer un positivo efecto en la resistencia a la insulina, un proyecto científico liderado por la Universidad de Concepción acaba de convertir esta teoría en una realidad.

“Nuestro mérito fue haber validado la hipótesis de acuerdo a una experiencia científica en ratones”, enfatiza Juan Pablo Gonzalez, Ingeniero de Gestión Tecnológica de la UDT (Unidad de Desarrollo Tecnológico) de la Universidad de Concepción. “Nosotros corroboramos la pérdida del apetito, el adelgazamiento y el posterior efecto positivo en la resistencia a la insulina. Ello gracias a que el ácido pinolénico mejora los receptores alrededor de la célula, alejando las grasas que se han depositado alrededor de la célula y atrayendo el ingreso de la insulina. Así, la glucosa pueda entrar a la célula y ser transformada en energía”.

El próximo paso de los especialistas será validar estos resultados en pruebas clínicas en humanos. De obtener éxito, el siguiente paso será lanzar al mercado un nutracéutico, en formato de cápsulas con aceite pinolénico.

*Si quieres leer el artículo completo, contáctame. Reserva del contenido según derechos del autor.