Veganismo, sabia elección

images (2)

Por Marina Parisi, publicado el 2017

“La mayoría de las personas confunde el veganismo con un tema alimenticio, pero ser vegano va mucho más allá que dejar de comer carne”, asevera Nicole Allende, nutricionista de Vegan Salud y vegana hace cuatro años. “Es una opción de vida, donde te opones a toda forma de sufrimiento animal. Por este motivo, tampoco utilizas vestimentas, productos de belleza, maquillaje o higiene que hayan sido testeados en animales. Tampoco vas a acudir a un circo con animales o a un rodeo. El objetivo es hacer todo cuanto esté de tu parte por respetar y proteger la vida animal”.

Y la realidad en Chile es que el 50% de las personas que adopta este estilo de vida lo hace justamente por la empatía hacia los animales, “y este segmento está compuesto en su mayoría por jóvenes”, detalla la nutricionista. “El otro 50% lo hace principalmente pensando en su salud. Se trata de adultos mayores que quieren mejorar su calidad de vida”.

No obstante, Allende advierte que el veganismo hoy es foco de un bulling por parte de ciertos grupos, quienes no comprenden la causa animal y piensan que la carne es la única fuente de proteínas y hierro. “Este es un error muy común que comete la gente, incluso algunos expertos en salud. De hecho, las legumbres y la quínoa son excelentes fuentes de hierro y proteínas”.

Si bien la base alimenticia de un vegano está compuesta básicamente por frutas, verduras, semillas, frutos secos, cereales, soya y germinados, además de legumbres, la nutricionista reconoce que “la absorción del hierro vegetal tiene que hacerse junto con la vitamina C, para que sea más efectiva y rápida. Y esto muchos veganos y vegetarianos no lo saben, pudiendo ser causa de anemia. Por ejemplo, pueden consumir una hamburguesa de lentejas con una ensalada verde aliñada con limón, o bien, porotos con rienda y de postre una naranja”.

“Todos los nutrientes que necesita nuestro organismo están presentes en el reino vegetal”, asevera Allende, “a excepción de la Vitamina B12, por ello sí o sí veganos y vegetarianos tienen que suplementarse mediante cápsulas o inyecciones con Neurobionta. Yo tengo un hijo de tres años que es vegano y está en perfecto estado de salud, con él estoy derribando varios mitos en torno al veganismo”.

En términos de salud, los beneficios de adoptar este estilo de vida son muchos. “Hay menor incidencia de padecer estreñimiento, resfríos, enfermedades cardio-vasculares, diabetes, cáncer e infartos al corazón, entre otros trastornos”, asegura la nutricionista. “Además, uno siente más energía al consumir alimentos vivos que se digieren más rápido. La carne perfectamente puede estar dos o tres días en nuestro intestino y esta lenta absorción explica el hecho de que nos sintamos más cansados”.

Pero también hay otras importantes ganancias que atañen al espíritu. “En lo personal, cada vez siento más conciencia y empatía no solo por los animales, sino que también por las minorías sociales. Hoy veo a los homosexuales, lesbianas y minorías étnicas con un profundo respeto y deseo de protegerlos”, concluye Allende.

Sería maravilloso que todos pudiéramos experimentar este sentimiento, para así hacer de este mundo un lugar más compasivo para vivir.